miércoles, 1 de septiembre de 2010

salidas

El peso ideal. Nunca antes había deseado algo así, nunca antes había sentido ese vacío enorme en el estómago, esa rabia dentro, tristeza y desesperación. Y aunque grito constantemente pidiendo ayuda, nadie parece escucharme, a veces cubro mis oidos con mis manos y a veces tengo miedo mientras mis dedos juegan en mi garganta ahogando la pena, mientras mi boca expulsa cada palabra que nunca me atreví a mencionar y algo más.. algo más; vivo el miedo a cada segundo, es verdad todo eso, esta es una enfermedad silenciosa, discreta. La puerta está cerrada para mí. Y me siento libre un segundo...

jueves, 29 de abril de 2010

el tiempo pasa

y sigo aquí, frente a la pared, sin nada que decir en particular.